Rss Feed
  1. Con "A common guy", Pedro Díaz López ganó recientemente el concurso de cortometrajes convocado por 7 Billion Actions, denominado "1 in 7 Billion". Es un corto muy bien hecho, es emotivo y el actor Armando Aguirre está genial, pero lo que muchos de los cibervotantes no sabrían es que está clavado de una historia de Carlos Giménez, titulada "Rambla arriba, Rambla abajo". Como se puede comprobar, en ningún momento se referencia a Giménez y pone bien claro en los títulos "Escrito y dirigido por Pedro Díaz", atribuyéndose todo el mérito.

    El video está alojado en la página de 7 Billion Actions:
    http://7billionactions.votigo.com/contests/showentry/1024645

    Y las páginas de las que está sacado, con un paralelismo evidente en sus formas y sus diálogos, se encuentran en el álbum Todo Los Profesionales (DeBolsillo, 2011. ISBN 9788499089447), páginas 535, 536 y 537.
    Son estas:





    No encontramos una dirección de correo para contactar a Pedro Díaz, pero tras ponernos en contacto con el autor del comic, nos comunican que tras la desagradable sorpresa han enviado un correo a algunos de los miembros organizadores de la campaña para que se reconozca el plagio, se retire el galardón y se pidan disculpas al plagiado.

    Estimados señores,

    Hemos sabido que en el certamen de cortos organizado con motivo de la campaña 7.000 Millones de Acciones se ha premiado el titulado A common Guy, de Pedro. Pues bien, este corto es un plagio de la historia "Rambla arriba, Rambla abajo", del autor de comics Carlos Giménez, recogida en su álbum "Todo Los Profesionales" como pueden comprobar fácilmente en la edición de esta obra de la editorial Random House Mondadori (DeBolsillo) Págs. 535, 536 y 537. Adjuntamos páginas del comic original.

     Exigimos que se retire el premio al plagiador y se pidan exusas publicas al plagiado.

    A la espera de su respuesta, reciban un saludo.

    Oficina de Carlos Giménez.

    Es triste porque el corto está muy bien pero robar ideas está feo. Está feo no mencionar en ningún momento al autor de la idea original. Bueno, sí, se menciona el último día en este artículo de La Voz de Galicia, pero desde aquí consideramos que el término "hace una especial referencia a una historia del dibujante Carlos Giménez" es un eufemismo de "se apropia de una historia de Carlos Giménez". Está feo no pedirle permiso, ponerse de acuerdo con el autor, no reconocer que se ha obrado mal.
    Y más feo aún, que plagiar se recompense con un premio. Mal empezamos.

    |


  2. El verdadero monstruo de Leganés

    lunes, 17 de octubre de 2011

    Ahora ya sé quién es el verdadero monstruo de Leganés: quien decidió tirar a la basura la imagen corporativa y sacarse otra de gratis.



    Lo que pongo a continuación es un copasteo extraido de las siguientes entradas. Recomiendo que visitéis los enlaces ::

    Graffica [14 octubre]


    Un cargo del ayuntamiento destroza gratuitamente la imagen corporativa de Leganés

    Por: Modesto García / 17, August 2011 /
    Ayer se presentó oficialmente la nueva identidad corporativa de Leganés, realizada gratuitamente por un asesor de proyectos del ayuntamiento, Prudencio Cerro. Esta nueva imagen viene a sustituir a la anterior marca creada hace tres años por el estudio Legacom Comunicación y que costó 60.000 euros al antiguo equipo gobernante.

    Basandose en lo que ellos consideran un problema de exceso de abstracción, vieron necesaria la renovación de esta imagen, ya que “se perdían los elementos propios de nuestra ciudad y de su escudo oficial”. El nuevo escudo recupera todos estos elementos: el león y el castillo del Reino de Castilla y León; la caldera jaquelada y armiños de sable del Marqués de Leganés; y los elementos propios de la Corona Real; y destaca el nombre propio de la ciudad.




    Así, el que ha sido hasta hoy el escudo corporativo actual “es abstracto del todo: no se veían representadas las armas del Marqués de Leganés ni los símbolos de Castilla y León y, además, no ha costado ni un euro a los vecinos de Leganés”
    ---

    Y ahora la novedad:

    CoCos: El ‘corta-pega’ del nuevo logo del Ayuntamiento de Leganés


    Tras las elecciones de mayo de 2011, tomaba la vara de mando Jesús Gómez Ruiz, quien encontraba que el “actual logo-marca del Ayuntamiento de Leganés no recogía el espíritu y la simbología del escudo oficial”, según declaraciones textuales, quien además alegaba: “es abstracto del todo: no se veían representadas las armas del Marqués de Leganés ni los símbolos de Castilla y León”. Es entonces cuando el recién llegado equipo de gobierno decide encargar el diseño de un nuevo logo, pero ¿a quién contratar para estos menesteres? ¿A un estudio de diseño? ¿A una consultora de branding/marca? ¿A un reconocido diseñador? ¿A Legacom, la propia empresa de comunicación del Ayuntamiento de Leganés? La respuesta en todos los casos es NO. Básicamente porque no se trataba de contratar un servicio a un experto en diseño. Sin pudor alguno, la nueva identidad corporativa de Leganés ha sido ‘obra’ de Prudencio Cerro, asesor de Proyectos de la Concejalía de Obras, Infraestructuras y Mantenimiento.
     

    Lo más alucinante es que el nuevo logo es un CoCos en toda regla. Un trabajo realizado sin esfuerzo alguno, simplemente parcheando imágenes que el ‘diseñador’ ha ido encontrando por aquí y por allí.
    Dado que el mayor problema que veía el nuevo equipo de gobierno era la “excesiva abstracción vigente”, es decir, la simplificación de los elementos del escudo más en consonancia con los nuevos tiempos, el ‘diseñador’ optó por recuperar las siguientes figuras: calderas jaqueladas, florones y bordura componada… como elementos identificativos de la ciudad de Leganés [verpdf] y en los que se supone que en pleno siglo XXI deben reconocerse sus ciudadanos, aunque los elementos en cuestión echen un tufo a naftalina total. Y aunque recuperó valores que parecen fundamentales no tuvo en cuenta otros que lo son incluso más, cómo son los problemas evidentes que va a tener el símbolo en su reducción y aplicación a todos los soportes donde debe ir. Líneas excesivamente finas, desproporción de volúmenes, incluso disparidad de gráfica, cada cosa parece sacada de un sitio.
    Ahí es donde empieza el corta-pega. Vayamos por partes:
    Primer elemento para formar un logo heráldico: es importante que tenga una torre de un castillo con aire medieval. Así que, sin problema, nos vamos a la Wikipedia, hacemos un ‘copy-paste’ y listo.
    Segundo elemento, necesitamos un león igualmente heráldico y vectorizado para el uso. Pues trasteamos un poco mirando web por aquí, web por allá y ya lo tenemos.
    Tercer elemento, hace falta una corona que dé cuenta del legado y magnificencia de Castilla y León. Anda, pues cogemos la corona del escudo de Segovia que es muy castellano-leonesa y niquelado.
    Balance final: Coste del rediseño del nuevo logo, cero euros. Coste ético de la operación, no tiene precio.
    ---


    Esto es, a grandes rasgos, cagarse en el gremio. Con noticias como esta me pregunto siempre para qué habré malgastado mi tiempo en aprender diseño si el mundo real consiste en sablear a los tontos que han aprendido a diseñar.
    |


  3. Conguitos abusa de Indeep (y no al revés)

    miércoles, 27 de julio de 2011

    Vamos recibiendo bastantes noticias y se van quedando algo atrasadas. Intentaré rescatar algunos casos que se quedaron en la página de Facebook, como este caso de junio.


    Pablo Fernández [indeep.es] y el abuso de Conguitos [Lacasa]
    copasteo de su blog ::

    Durante 2010 estuve trabajando en una veintena de ilustraciones paraConguitos, perteneciente a la empresa Chocolates Lacasa. Este trabajo consistía en el rediseño de su mascota para el 50º aniversario de la marca. Los dibujos que realicé en su momento estaban destinados para ser utilizados únicamente en las bolsas de Conguitos Original y Conguitos Blanco.




    Estaba previsto realizar más trabajos conjuntamente en el futuro, pero Lacasa prescindió de los servicios de la agencia de publicidad con la que colaboraba, y en consecuencia, de los míos. Por temas de presupuesto decidieron hacer las cosas por su cuenta, trabajando internamente o con colaboradores más económicos.

    Hace escasas semanas se ha puesto a la venta Conguitos Color, nuevo producto de la compañía, y me ha dejado totalmente perplejo lo que he visto en el packaging. Se han reutilizado todos los dibujos que hice para las otras gamas, mezclando cabezas, brazos y piernas de diferentes ilustraciones y modificando, alterando y añadiendo otros elementos a mi trabajo. Investigando un poco he visto que han hecho cosas similares a través de promociones en redes sociales, generando nuevos dibujos utilizando y distorsionando los míos, la mayoría de las veces con unos resultados de dudosa calidad.


    Si bien Lacasa reconoce estos hecho y me pide disculpas al contactar con ellos, tras consultar con su gabinete jurídico, consideran que ya han pagado por mis ilustraciones y que tienen todo el derecho de hacer lo que crean oportuno con ellas. Como suele ser habitual, ningún abogado me recomienda enfrentarme a esta gran compañía porque, a pesar de tener razón, tengo todas las de perder. Y eso pese a que en APIC (Asociación Profesional de Ilustradores de Cataluña) señalan a mi favor los puntos 1 y 4 del artículo 14 de la Ley de Propiedad Intelectual:

    "Corresponden al autor los siguientes derechos irrenunciables e inalienables:
    1. Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.
    4. Exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación."


    Ante la imposibilidad de iniciar ninguna acción legal en su contra, en este comunicado me gustaría mostrar mi total malestar ante esta situación. Quiero hacer pública la poca ética profesional y la falta de respeto que Chocolates Lacasa tiene hacia la figura del ilustrador, en cuyo trabajo se basa una parte muy importante de la campaña promocional de su producto. Los ilustradores tenemos recursos para defendernos y no podemos quedar impasibles ante comportamientos que no son correctos, aunque por desgracia, parece que la Ley está siempre a favor de los más grandes.

    Pablo Fernández


    Como este no es el único caso que he estado viendo últimamente sobre abusos de una compañía con el trabajo de los ilustradores, creo que es un buen momento para dejar caer un par de temas.
    Creo que se va haciendo necesaria una negociación más exhaustiva con las empresas, porque en muchos casos se omiten contratos o partes del contrato como son la difusión y explotación de la obra de los ilustradores. Muchas empresas se ríen cuando se les habla de contratos o tienen hechos contratos leoninos que compran tu alma por unas perras. A mí, personalmente, me parece que cuanto menos el ilustrador o diseñador debería tener un formulario donde especificar TODOS los detalles del trabajo a realizar. Y utilizar eso como anexo a un contrato, of course.

    Por otro lado que no es lo mismo ceder los derechos de explotación de una obra para una edición concreta o una limitación de campaña, tiempo, soportes, etc, que cederlos completamente, lo que aumentaría considerablemente el pago por el trabajo. De los derechos de autor no hablo porque pase lo que pase, cuando creas una obra es tuya desde ese momento y para siempre.
    A la hora de publicar un libro ilustrado, por ejemplo, escritor e ilustrador reciben un porcentaje sobre una edición. Si se venden más ediciones, reciben de nuevo ese porcentaje. Mientras se siga vendiendo el libro, verán beneficios sobre su obra. Algo similar ocurre en un banco de imágenes por el cual se ceden licencias limitadas de uso por un precio razonable.
    El otro lado, en este caso de los bancos de imágenes, sería la opción de compra y por tanto uso ilimitado de la obra por una cantidad mayor, asegurándote de que puedes usar esa imagen para lo que quieras y cuanto quieras. En este caso Lacasa parece haber utilizado el material de Pablo de esta manera y pagando como si hubiera sido el caso anterior. Así que mucho ojo con ceder los derechos porque si pierdes toda opción sobre la explotación de tu obra ha de ser por un precio que te deje satisfecho. Luego no vale reclamar. No digo que este sea el caso, lo ignoro, pero es algo con lo que estar atentos.
    |


  4. ¿Qué es Plagilleros?

    martes, 26 de julio de 2011

    Desenmascaramos parches piratas del océano gráfico :: casos de plagios, cortapegas, sableos, retoques, parecidos razonables, inspiraciones buenas y malas, malcalcos, falsas atribuciones, usos indebidos de imágenes y derechos de autor, abusos a artistas y simpas clamorosos.
    Ciertamente este blog no debería existir.



    Normas de uso:
    Esta página es divulgativa, no da apoyo legal ni de ningún tipo pero su finalidad es la de ayudar a los artistas en la medida de lo posible. Cualquiera puede aportar información, imágenes, datos o enlaces. Se pide veracidad y aportar el mayor número posible de enlaces o pruebas y evitar las falsas acusaciones o las que carecen de fundamento. Se trata de ayudar a los artistas víctimas de algún abuso, no de calumniar o difamar de forma gratuita.
    En ningún caso la administración de la página se responsabiliza de los contenidos o comentarios ajenos, directos o indirectos aunque se moderarán en la medida de lo posible, buscando contenidos adicionales o desmintiendo con la información de que se disponga.
    Se ruega respeto y madurez en las formas y en el lenguaje, no insultar ni emplear mayúsculas de forma abusiva. Se moderarán o eliminarán los comentarios ajenos a la temática de la página y que puedan ser considerados como spam, contenido ilegal o inapropiado, apología del mal gusto y/o atrocidades lingüisticas.

    Y recordad que al otro lado de los monitores hay personas. Y muchas personas emplean su tiempo desinteresadamente para que se den a conocer estos casos. Muchas gracias a todos.
    |