Rss Feed
  1. Conguitos abusa de Indeep (y no al revés)

    miércoles, 27 de julio de 2011

    Vamos recibiendo bastantes noticias y se van quedando algo atrasadas. Intentaré rescatar algunos casos que se quedaron en la página de Facebook, como este caso de junio.


    Pablo Fernández [indeep.es] y el abuso de Conguitos [Lacasa]
    copasteo de su blog ::

    Durante 2010 estuve trabajando en una veintena de ilustraciones paraConguitos, perteneciente a la empresa Chocolates Lacasa. Este trabajo consistía en el rediseño de su mascota para el 50º aniversario de la marca. Los dibujos que realicé en su momento estaban destinados para ser utilizados únicamente en las bolsas de Conguitos Original y Conguitos Blanco.




    Estaba previsto realizar más trabajos conjuntamente en el futuro, pero Lacasa prescindió de los servicios de la agencia de publicidad con la que colaboraba, y en consecuencia, de los míos. Por temas de presupuesto decidieron hacer las cosas por su cuenta, trabajando internamente o con colaboradores más económicos.

    Hace escasas semanas se ha puesto a la venta Conguitos Color, nuevo producto de la compañía, y me ha dejado totalmente perplejo lo que he visto en el packaging. Se han reutilizado todos los dibujos que hice para las otras gamas, mezclando cabezas, brazos y piernas de diferentes ilustraciones y modificando, alterando y añadiendo otros elementos a mi trabajo. Investigando un poco he visto que han hecho cosas similares a través de promociones en redes sociales, generando nuevos dibujos utilizando y distorsionando los míos, la mayoría de las veces con unos resultados de dudosa calidad.


    Si bien Lacasa reconoce estos hecho y me pide disculpas al contactar con ellos, tras consultar con su gabinete jurídico, consideran que ya han pagado por mis ilustraciones y que tienen todo el derecho de hacer lo que crean oportuno con ellas. Como suele ser habitual, ningún abogado me recomienda enfrentarme a esta gran compañía porque, a pesar de tener razón, tengo todas las de perder. Y eso pese a que en APIC (Asociación Profesional de Ilustradores de Cataluña) señalan a mi favor los puntos 1 y 4 del artículo 14 de la Ley de Propiedad Intelectual:

    "Corresponden al autor los siguientes derechos irrenunciables e inalienables:
    1. Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.
    4. Exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación."


    Ante la imposibilidad de iniciar ninguna acción legal en su contra, en este comunicado me gustaría mostrar mi total malestar ante esta situación. Quiero hacer pública la poca ética profesional y la falta de respeto que Chocolates Lacasa tiene hacia la figura del ilustrador, en cuyo trabajo se basa una parte muy importante de la campaña promocional de su producto. Los ilustradores tenemos recursos para defendernos y no podemos quedar impasibles ante comportamientos que no son correctos, aunque por desgracia, parece que la Ley está siempre a favor de los más grandes.

    Pablo Fernández


    Como este no es el único caso que he estado viendo últimamente sobre abusos de una compañía con el trabajo de los ilustradores, creo que es un buen momento para dejar caer un par de temas.
    Creo que se va haciendo necesaria una negociación más exhaustiva con las empresas, porque en muchos casos se omiten contratos o partes del contrato como son la difusión y explotación de la obra de los ilustradores. Muchas empresas se ríen cuando se les habla de contratos o tienen hechos contratos leoninos que compran tu alma por unas perras. A mí, personalmente, me parece que cuanto menos el ilustrador o diseñador debería tener un formulario donde especificar TODOS los detalles del trabajo a realizar. Y utilizar eso como anexo a un contrato, of course.

    Por otro lado que no es lo mismo ceder los derechos de explotación de una obra para una edición concreta o una limitación de campaña, tiempo, soportes, etc, que cederlos completamente, lo que aumentaría considerablemente el pago por el trabajo. De los derechos de autor no hablo porque pase lo que pase, cuando creas una obra es tuya desde ese momento y para siempre.
    A la hora de publicar un libro ilustrado, por ejemplo, escritor e ilustrador reciben un porcentaje sobre una edición. Si se venden más ediciones, reciben de nuevo ese porcentaje. Mientras se siga vendiendo el libro, verán beneficios sobre su obra. Algo similar ocurre en un banco de imágenes por el cual se ceden licencias limitadas de uso por un precio razonable.
    El otro lado, en este caso de los bancos de imágenes, sería la opción de compra y por tanto uso ilimitado de la obra por una cantidad mayor, asegurándote de que puedes usar esa imagen para lo que quieras y cuanto quieras. En este caso Lacasa parece haber utilizado el material de Pablo de esta manera y pagando como si hubiera sido el caso anterior. Así que mucho ojo con ceder los derechos porque si pierdes toda opción sobre la explotación de tu obra ha de ser por un precio que te deje satisfecho. Luego no vale reclamar. No digo que este sea el caso, lo ignoro, pero es algo con lo que estar atentos.
    |


  2. 1 comentarios:

    1. Solo añadir a lo que se comenta, que Pablo no pudo hacer un contrato con Lacasa como se le recomienda, porque era colaborador de la agencia de publicidad que llevaba la campaña de esa empresa, aparte de que no se suele hacer contratos prácticamente nunca en el ámbito publicitario.

      El formulario que puede hacer el ilustrador queda en manos de la agencia (su cliente directo) y ésta puede decidir si presentarla o no al cliente final con las especificaciones. En mi opinión, como le dije a Pablo en su momento, tiene buena parte de responsabilidad la agencia en el desaguisado y que, en última instancia, tampoco no le ha ayudado a reclamar en sus justas reivindicaciones.

      ¿Se debería presupuestar un precio en el que se incluyera futuros productos y en diferentes soportes (carteles, internet, etc)? ¿Ese precio se lo admitiría agencia y cliente final? Quizás entonces fuera el momento de que quedara bien claro que no se trabaja para ceder todos los derechos de explotación para todos los soportes y formatos y para siempre, por un precio como si fuera para una sola vez.

    Publicar un comentario